Duelo

DOCUMENTOS DE INTERÉS SOBRE EL CORONAVIRUS

Estamos especializadas en procesos de duelo, y podemos acompañarte.

Cuando fallece un ser querido es inevitable el sufrimiento. Inevitable y sano, porque sin dolor no hay elaboración de la pérdida.Esa elaboración que conecta con nuestro yo profundo, y que nos ayuda a salir hacia delante, a veces, como sabemos, otras como podemos.
Lo cierto es que tras la muerte de un ser querido surgen en nosotros multitud de emociones, muchas muy intensas y nos asustamos. Nos asustamos porque no estamos acostumbrados a manejar esas emociones, a convivir con el dolor intenso y desgarrador que nos invade y en ocasiones, hasta nos incapacita. Nos da miedo, porque pensamos que no podremos vivir sin esa persona, porque pensamos que nos olvidaremos de su cara, de su olor, de su voz,… nos da miedo el olvido, que se nos vayan difuminando los recuerdos y eso asusta y duele, duele mucho. Se nos ha roto el corazón, como esa figura que se nos cae de repente y se nos rompe en mil pedazos.

Pero lo cierto, es que con una sana elaboración del duelo, recolocamos a nuestro ser querido en otro sitio de nuestra mente y de nuestro corazón, le damos un lugar especial en nuestra vida, y aprendemos que esa persona a la que hemos amado tanto, jamás se nos olvidará, jamás.

Sanamos nuestro corazón roto, expresando lo que sentimos, pegando los mil pedazos, siendo conscientes de las cicatrices que han quedado.

Nosotras, podemos acompañarte respetando tu ritmo, tu dolor, tus silencios, tus llantos, tus enfados, tu soledad, tus indecisiones, tus miedos,…

A lo largo de nuestra experiencia hemos acompañado en diversas situaciones, todas dolorosas, como pueden ser las muertes repentinas, las muertes de hijos, los duelos perinatales, las muertes de padres, de hermanos, de amigos, fallecimientos por suicidios y/o duelos anticipados por enfermedades terminales.

Hemos acompañado a adultos y, también, a niños y a personas adultas con discapacidad intelectual

En CEPEM, trabajamos el duelo con esta frase:
“Mis lágrimas de hoy son por las alegrías de ayer”

El duelo en niños

El duelo en los niños tiene unos matices diferentes, pues dependiendo de su edad, entenderán la muerte de forma diferente, e incluso expresarán su dolor de forma distinta a los adultos, y eso, a veces, desconcierta a los padres u otros familiares, que no saben qué decir o hacer para que los niños comprendan lo que ha ocurrido. Nosotras podemos facilitar un espacio cálido donde los niños puedan elaborar su duelo.

El duelo en Personas con Discapacidad Intelectual.

La muerte es un hecho muy concreto, sin embargo, la elaboración del duelo es algo muy abstracto, por lo que puede ser, que al fallecer un ser muy querido algunas personas con discapacidad intelectual tengan dificultades a la hora de comprender lo que está sucediendo en su entorno, de forma que muchas veces tratamos de adornarles o de negarles esa dolorosa verdad para evitar las posibles consecuencias que intuimos que pueden ser negativas. Por lo que es necesario, un apoyo experto en estos casos, para normalizar la muerte y poder explicarles, a todos, lo importante que es decir la verdad, sin usar eufemismos y ofreciendo un entorno cálido que favorezca la expresión de emociones, utilizando si hiciera falta lenguajes alternativos y documentación de “lectura fácil”.

Nosotras trabajamos desde hace 15 años con Plena Inclusión de Castilla y León, formando a profesionales y familiares de personas con discapacidad intelectual para ofrecerles herramientas que les ayuden a trabajar el tema de la muerte en adultos y niños, y acompañando directamente a las personas con discapacidad intelectual para que puedan expresar lo que están viviendo.

Impartimos Cursos sobre duelo para entidades externas:

  • Centros de Personas Mayores.
  • Centros de Personas con Discapacidad Intelectual.
  • Centros Educativo